lunes, 24 de noviembre de 2008

Habíamos ganado sin jugar y perdimos jugando

Nobleza obliga, tendré que pagarle una cena con toda la familia a mi suegro el español. Obviamente, en un restaurante español. Bien merecido que lo tiene, así que no me quejo. Hay que saber ganar y también perder. En la vida no se pueden ganar todas. Mis más sinceras felicitaciones a los lectores españoles del blog. Habéis ganado bien!

Creo que hay un par de cosas que se puede aprender de esta derrota y también de la elección que pasó en SCIP. Veamos

1) Los más débiles analizan mejor la situación: El equipo español estaba bastante debilitado por la ausencia de Nadal, con Nadal ganaban sin jugar y sin Nadal la serie tenía una ventaja para Argentina. En el torneo de Shanghai la favorita era la Argentina. Es por eso que España conformó un equipo compacto y salió muy bien el primer y segundo día. En el caso de la elección ganamos algunos candidatos que éramos más débiles como Jens, Todd y yo, supongo que porque insistimos con nuestras redes de contactos hasta que conseguimos sus votos. Todd ya había perdido el año pasado y supongo que aprendió de esa experiencia

2) El plan no lo es todo: Si hay algo que aprendí trabajando en y para compañías es que la gran estrategia no sirve, perdón si desilusiono a alguien, pero la verdad es que lo que sirve es planear obviamente, pero se debe cambiar a medida que cambian las circunstancias, no se debe quedar atrapado en el plan. Veamos lo que pasó aquí: Primero ganaba caminando España porque venía Nadal, se cambió la cancha para equiparar un poco las posibilidades. Luego, se lesiona Nadal y España debe repensar toda su estrategia, luego se lesiona Del Potro y Argentina es la que debe cambiar su estrategia. En el partido final primero Verdasco parecía que ganaba, luego Acassuso lo dio vuelta y al final Verdasco lo ganó por mejor resto físico (esto lo digo de acuerdo a lo que me contaron porque tuve una teleconferencia, si, ya sé los domingos no son para telecos, pero hay que trabajar para SCIP también). Yo también cambié varias veces de estrategia a medida que pasaba el tiempo de la elección, pero no entraré en detalles aquí porque se hace muy largo.

Un tema que no me gusta de nosotros los argentinos es el triunfalismo. Los campeonatos y en la empresa también muchas veces no dependen solamente de nosotros y lo que hagamos, el rival, también juega. En Argentina si se gana, somos los mejores del mundo y si perdemos los jugadores y el capitán SON unos muertos que no le pueden ganar a nadie, porque ya sabemos que la derrota es huérfana y la victoria tiene muchos padres.

A mi lo que me interesa siempre es si se dejó todo en el campo de juego y si se tuvo una buena estrategia. Otra cosa no podemos pedirle a nadie. En este caso se perdió, pero se lo hizo con dignidad, dejando todo en la cancha y la estrategia del capitán la verdad es que dentro de sus limitaciones estuvo bien.

Obviamente ya habrán otras oportunidades, lo de oportunidad única en el deporte no existe, (en los negocios si) pero para eso tenemos que hacer un análisis serio de las causas de la derrota, que no pretendo sea el mío, porque no tengo los conocimientos suficientes, pero si me parece una simplificación total decir que los jugadores no juegan a nada o que hay peleas en el grupo o que uno de los jugadores quiere llevarse todo el dinero. La verdad todas esas son explicaciones simplistas.

Un abrazo y nuevamente felicitaciones a los españoles que han tenido un año deportivo tremendo!

Lic Adrian Alvarez
Founding Partner
Midas Consulting
+54-11-4775-8983
www.midasconsulting.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada